¿Cuándo incluir letras en la alfabetización infantil?

¿Cuándo incluir letras en la alfabetización infantil?

diez 03 | Isa Colli

Cuando se trata de alfabetización el asunto está impregnado por controversias. Mientras algunas escuelas apuestan en actividades ligadas a la lectura ya la escritura, otras defienden la idea de que es necesario preparar al niño antes del texto.

El educador austriaco Rudolf Steiner (1861-1925), en 1919, defendía la tesis de que la única tarea sana para un niño de 7 años desarrollar en la escuela es jugar. Para él, la confianza se adquiere cuando el niño participa de juegos y de actividades físicas lúdicas. Además de gastar energía, jugar ayuda en la coordinación motora, que refleja en el dominio corporal, en el lenguaje oral y, principalmente, contribuye a la inteligencia del niño.

En la Pedagogía Waldorf, primero se debe integrar de manera holística el desarrollo físico, espiritual, intelectual y artístico de los alumnos, pues perfeccionar esas características es más importante que aprender a leer el propio nombre.

Rudolf Steiner alerta que eliminar actividades que favorecen la creatividad y el pensamiento puede tener consecuencias graves para el futuro pueril.

Pero, desgraciadamente, muchas de estas prácticas están siendo sustituidas por la escolarización anticipada. Los padres creen Español los hijos saben leer y escribir y piensan que son más inteligentes que los amigos de la misma edad. Triste engaño, pues la alfabetización es un proceso largo y repleto de etapas, como gestos y expresiones.

Hay niños que aprenden temprano, con naturalidad, e impedir ese proceso es tan o más perjudicial como forzar el letramento.

La alfabetización comienza desde el bebé, cuando la madre balbucea las primeras palabras. Cuando el niño dibuja símbolos en el aire, por ejemplo, está manifestando su aprendizaje. Y ese lenguaje debe ser desarrollado en las clases de Primera Infancia, sin que actividades mecánicas de lectura y escritura entorpecen o forzcan las etapas de desarrollo.

El letramento es importante, pero debe ser iniciado en la edad correcta

Forzar la lectura precozmente puede comprometer la formación del individuo. Además, puede ocasionar problemas como sobrecarga, deficiencias en la coordinación motora, apatía, desinterés, desmotivación y estrés. Aprender a leer va más allá de memorizar letras, juntar sílabas y formar palabras. Es un período muy importante de apropiación de las diversas formas de comunicación.

La meta del educador debe ser concentrar energías, sin saltar ninguna etapa en la preparación del alumno en la Primera Infancia. Hacer esto significa anticipar iniciativas relacionadas con procesos de alfabetización y letramento para que vaya bien en la etapa siguiente, en la Enseñanza Fundamental.

Al mismo tiempo que la institución educativa juega un papel importante, los padres también deben redoblar el cuidado con el letra precoz. En la mayoría de los casos, la presión comienza a ocurrir dentro de casa, cuando los familiares exageran al animar al niño a leer palabras oa escribir nombres aleatorios.

Es fundamental que todos se atenten a eso. En el hogar, así como en la escuela, las actividades deben ser adecuadas para el grupo de edad, sin forzar la barra.

Compartir:

Suscríbete a tu e-mail para recibir
noticias y descargar mi E-book gratis.

GTranslate Your license is inactive or expired, please subscribe again!